1 de julio de 2009

Ahora sí.....

Aquí vienen las fotos:

Tengo que comenzar con esta en particular porque resulta ser que yo NUNCA había viajado en avión, siempre ando en guajolojet (camión) y no he salido nunca de mi país, he conocido diferentes lugares de mi México pero todo a través de sus carreteras y la verdad es que he viajado bien poco; cuando era niña pues las posibilidades económicas no daban más que para que me mandaran de vacaciones con la familia que tenemos en Acapulco. Fue con los novios con quienes comencé a conocer más lugares y ahora con mi Mr. A que cada vez que podemos nos vamos a dar una vuelta a las cercanías de la Ciudad de México.

Así que este fue mi primer viaje en avión y para colmo no iba a poder viajar en el mismo avión con Mr. A porque él ya tenía su reservación y yo ya no entraba en el vuelo, así que compramos en otra aerolínea mi viaje redondo. No me daba miedo subirme al avión sola, me aterrorizan los trámites en general, así que no quería quedar como boba en el mostrador de la aerolínea, así que mi Mr. A precioso, me acompaño a todo lo previo al abordaje y eso me aliviano mucho; tan lindo mi Mr. A fotografió el avión en donde iba para que quedará documentado.

El viaje fue de lo más chistoso, yo iba sentada en la última fila, medio incomoda, junto a una señora de unos cincuenta y tantos que desde que subí la observé nerviosa, ya que el avión encendió motores la mujer se puso medio histérica a rezar en voz alta, muy alta, cerraba los ojos y se agarraba sus manos como si la fueran a sostener en caso de que cayéramos, ya en el aire la pobre se calmo pero no dejo de darme un poco de risa interna; iba tratando de ver por la ventana cuando la mesita se bajo súbitamente y es que en el asiento de adelante venía un joven con complejo de chinche, todo el viaje se la paso moviéndose lo que hacía que me tirara la mesita, asomándose por la ventana y estaba en el pasillo, muy inquieto; el aterrizaje fue igual con la señora de mi costado y el tipo de adelante que no paraba de moverse y no seguía las instrucciones de las azafatas (asistente de vuelo, como se diga). Por fin pisé la tierra y me alegré de no tener que tener que soportar más a ese par de nerviosos.

Esperé a que llegará Mr. A en el siguiente vuelo, arribamos al hotel que era muy sencillo, nada extravagante pero muy cómodo, está comenzando la zona hotelera de Cancún, así que no hay mucho bullicio, por lo que yo estaba encantada. Como llegamos de noche pues el mar no lo podía admirar, todos me habían hablado del color turquesa de ese lugar, moría de ganas por meterme al agua, sin embargo al otro día por la mañana salí al balcón y me di cuenta de que de ese lado de Cancún el mar no es turquesa!!!!! Aunque la verdad no está nada despreciable y para una fan del océano como yo todo era hermoso.

Aquí la fotito en el balcón, lo que se ve al fondo a la derecha es el centro de la zona hotelera, donde el mar si es turquesa.

La siguiente era mi vista desde mi camastro en la playita del hotel, como pueden ver el mar no es turquesa, pero está muy bonito, la arena blanca y el mar muy tranquilo.

Por la tarde este fue el regalo de bienvenida que me dio este paraíso, si amplían la foto van a ver que justo de la parte del mar donde nace el arco iris si se ve turquesa!!


Al otro día, decidí lanzarme a Isla Mujeres, que está justo enfrente del hotel, uno de los compañeros de Mr. A me llevó al embarcadero y de ahí son 15 minutos a la isla, chequen nada más la hermosura.


Isla Mujeres es lugar del que me enamoré, es un pequeño pueblo que antiguamente era una santuario maya, sin embargo a la llegada de los españoles los nombres de diversos lugares fueron rebautizados de acuerdo a cómo los conquistaban, sin embargo platiqué con los lugareños y me dijeron que hay dos teorías de su nombre, una es que cuando llegaron los españoles encontraron sólo a mujeres habitando la isla porque los hombres salían a pescar; otra teoría es que el explorador Francisco Fernández de Córdova que buscaba esclavos para minas, llegó a la isla y le dió ese nombre por los ídolos que encontró ahí, eran las Diosas mayas del lugar: Ixchel, Ixchebeliax, Ixhunie, sus figuras de piedra de mujeres vestidas sólo de la cintura para abajo, dejando sus pechos al descubierto; estas esculturas ya no existen actualmente debido a que es un lugar muy vulnerable a los huracanes y con el huracán Gilberto fue aún peor.

En fín el lugar es paradisiaco, lo pueden recorrer de punta a punto en 20 minutos, pueden rentar un carrito de golf por unas 5 horas por unos 35 dlls. Comí un pescado típico del lugar y no me desagrado, pero los acapulqueños cocinamos mejor. Aquí les dejo un mapa y una vista área del lugar:

Yo no rente mi carrito de golf, ni moto, ni bici, del embarcadero camine a la punta norte que es la playa más hermosa que he visto, se agua turquesa y calientita.
Aquí un intento de panorámica que hice con la cámara de Mr. A, pero entre el sol y el calor no pude cuadrarla bien.





Luego tomé un taxi y me llevó a la tortugranja, que es un lugar en el que se dedican a cuidar a las tortugas para su reproducción, conservan algunas para que se pueda observar su crecimiento, aunque la verdad se me hizo un poco cruel que las tienen ahí en unas albercas grandes, pero nada tan grande como el océano, las pobres se le ve una ansiedad por salir y algunas otras se ven resignadas, sin embargo la labor que hacen por su reproducción es importante, sobre todo en México donde está penada la caza de tortuga, así como el consumo de sus huevos, aquí muchas me van a apredrear, pero apeló a mi inocencia, yo he consumido esos huevos y si son muy ricos, es muy común en la costa de guerrero consumirlos, pero eso no le quita lo malo.






De la tortugranja, me trasladé caminando a la Hacienda Mundaca, ésta fue construida por uno de los piratas que se refugiaron en la Isla durante la Guerra de Castas, pero el motivo de la construcción es lo que lo hace trascendente. Resulta que el pirata Fermín Mundaca se enamoró de una isleña, así que para conquistarla le construyó su casa con muchos jardines, con pozos de agua, talló el nombre de ella en la puerta de la entrada, sin embargo ella no se enamoró de él pues quería a otro isleño con el que se casó y tuvo muchos hijos, mientras tanto Mundaca se volvía loco hasta que murió en la ciudad cercana de Mérida, dónde se enterró y en el cementerio de Isla Mujeres se puede encontrar la piedra sepulcral que él mismo talló con el siguiente epitafio: "Como tu eres yo fui, como soy, tú serás", aquí las fotos de la hacienda:





El atractivo de la hacienda es que también tienen una colección pequeña de animales jabalíes, monos arañas, boas e iguanas, pero este último animalito no sólo lo tienen en una jaula, parece ser que son los nuevos dueños de la hacienda pues te las puedes encontrar a cada paso que das.




Luego pase a comer a un lugar cercano y de ahí tomé otro taxi que fue el que me ayudó a complementar toda está historia, muy buenazo para los turistas, me llevó a punta sur, que es donde están los restos de la pirámide que tenía la Diosa Ixchel, es un lugar maravilloso, la vibra y el encontrarte en el acantilado es hermoso.










Fue un día maravilloso, después de visitar la punta sur, el taxista me recogió y me llevó al embarcadero de regreso a Cancún, me renové en punta sur, sentí el aire proveniente de un oceano en mi rostro y le dejé mis penas, mis dolores.... no tienen idea de lo lindo que sentí en ese lugar.

Isla mujeres fue lo mejor del viaje, Cancún es una zona hotelera, donde cambia mucho la arquitectura del centro del municipio, parece que entras a una ciudad norteamericana donde todo está pre fabricado, no me desagrado pero después de ir a esa Isla nada es igual.

Fueron días renovadores, a pesar de que estando allá me dieran la noticia de que un proyecto de trabajo que tenía contemplado simplemente no se dió; extrañé mucho a mi enano pero disfrute tanto los momentos sola y los que tuve a mi Mr. A.

Quiero repetirlo, pero con él y con nuestro chamaco, esperemos que pronto consiga trabajo y me convierta en millonaria para poder ir.

6 comentarios:

Françoise dijo...

No sabes lo mal que me caes!!! no he leido, solo vi las fotos y me estoy mordiendo de la envidia!!!!!
Ahora si voy a leer con calma ....

Françoise dijo...

Genial!!! jajaja tan bonito Mr.A tomando foto del avion del lado!!!
Que viaje fantastico, las fotos estan espectaculares... yo quiero iiiiiiiiirrrrrrrrrr, no se como hiciste para tomar el avion de regreso, a mi me llevan alla y me amarro a una de esas tortugas y no me sacan nunca mas!!!
DEspues de leer me caes mas mal aun ;)
besos!!!

Lágrima Perpetúa dijo...

Cierto, ya no narré mi regreso, solamente me llevó un transporte que contratamos del hotel al aeropuerto y pues como es pequeño sólo hay una sala de espera, me fijé bien en que puerta me tocaba y me senté frente al mostrador para estar bien lista para cuando llamaran a abordar.

Creemé que si por mi fuera me quedaba en ese maravilloso lugar!!!

Tu también me caes mal con esas fotos tan lindas que publicaste jeje! ;)

eMe.Hå dijo...

aaaaaaaaaaaah que lugar mas lindo!

me encanto todo! y las tortuguitas que tieeeernas. Todo hermoso, hermoso, mañana te comento con mas detalle, que me voy a dormir, a soñar con las fotos =)

Lágrima Perpetúa dijo...

Sí, tod hermoso, yo sigo soñando con ese lugar!!!

SRTA TEMPLARIA dijo...

Me gustó el arco iris... me encantó el mar, los colores, la arena, las tortuguitas.. me encantóooooooo toooooodo .. te envidio jajaja.. aqui estamos con una lluvia torrencial y unos vientos huracanados jajajaja!! q bueno q te diviertas Liz!!! (por todas nosotras )

Besos!!!