30 de marzo de 2009

Un fin de chile, mole y pozole

Sí, fui a la excursión con el dolor atravesado a pesar de los analgésicos, con montón de copias para leer en el camino como si fuera a ser un viaje de cuatro horas y llegamos en una hora, en un camión lleno de chavitos de 5 a14 años, viendo una pelí de perros que hablaban, con Mr. A al lado escuchando la radio y poniéndome los audífonos cada que escuchaba algo chistoso que quería compartir, es decir, cero concentración para leer aunque sea una pizca de una ley. Pasamos al lado del concierto al que quería ir y al que varios de mis amigos asistieron, al lado de las pirámides de Teotihuacán escuchando música electrónica-rock, pero lo importante es que ni siquiera eso me hubiera hecho sentirme mejor en cuanto a mis dolores menstruales y mi excelentísimo humor, que lastre!

Llegamos al parque, caminamos y el dolor comenzó a calmarse, mi teoría y la de Mr. A: ¡necesitas hacer más ejercicio! Así que basandome en eso tire mis copias debajo de una mochila y me uní a los gritos y brincos de todo el grupo, todo iba bien, el sol estaba súper rico, el aire refrescaba de manera propicia, corría alegremente, cual burro en primavera en aquel campo verde, cuando de repente ¡pum! me desmayé! Cuando desperté tenía la cara de todos los dirigentes y mi marido encima de mi, quien sostenía una motita de algodón con alcohol sobre mi nariz, veía que movían sus bocas pero los escuchaba lejos, lejos, muy lejos. Maldita presión, siempre tendrá que hacer de las suyas conmigo! Obvio ya no hice nada, ni me dejaron y mis ánimos habían quedado por los suelos, me dejaron sentada a la mejor sombra del más grande árbol, el resto de la mañana me la pasé sentada al lado de una de las dirigentes, observando como todos iba y venían, pelaban por paleacates o se daban "paleacatazos", no pude siquiera documentarlo gráficamente porque mi bolsa había quedado quién sabe dónde y cuando la recuperé toda la diversión scout que les había prometido se había terminado, sorry, prometo no desmayarme para la próxima.

Esa es la gran narración de mi sábado scout, otra cuestión que llamo mi atención es que en ese mismo parque estaba un grupo de mujeres que entraban a uno de los salones y salían a gritar bendiciones o lamentos, comenzaban como platicando y terminaban gritando y llorando cada una por su lado, caminando en direcciones diferentes por todo el parque, cuando cada una se desahogaba se volvía a meter a su salón; yo intento respetar la religión de cada quien, no tengo prejuicios en cuanto a eso, pero pensé que si las hubiera visto un día anterior, en el estado en el que estaba a las que me hubiera gustado estrangular hubieran sido ellas jajaja! que cruel soy! No es cierto, la verdad es que pensé que si un día antes las hubiera encontrado me hubiera unido a ellas a gritar y llorar y luego abrazar un árbol frenéticamente.

El domingo iba muy bien, Mr. A y yo fuimos al mercado, nos compramos nuestra fruta con chile y limón (yomi, yomi) y compramos los ingredientes para nuestra comida, regresando del mercado veníamos platicando de muchos planes, una cuadra antes de llegar a casa vi una cara conocida frente a mi, esa mirada que diariamente veo cuando me paro frente al espejo: mi padre, no me gusta mucho hablar de él, es como la parte de mi vida que me gusta reservarme, no me siento cómoda, pero esta vez fue... mmm.... bueno, siempre es un tanto doloroso verlo, espero tomar más valor algún día y platicarles mis razones, por ahora sólo puedo decirles que me cambio mi día, no podría decirles que se nublo, aunque diez minutos después de verlo estaba refugiada en los brazos de Mr. A llorando, pero después de esos minutos, de ver mi realidad, pero sobre todo de observar la manera en que mi hijo y su padre conviven fue maravilloso y lo valore cada palabra que se decían, cada mirada que se dan y esa complicidad de la cual yo no puedo ser parte, porque mi hijo y yo tenemos la nuestra. Pensé que si yo no tuve eso que mi niño tiene en este momento lo único que me queda es admirarlo, valorarlo, abrazarlo cada día, porque sí, a veces se me olvida. Fue como un momento que me hizo ver mi realidad y darme cuenta de que a pesar de que yo no tuve esa oportunidad la puedo "revivir" por mi hijo y creo que eso no tiene precio.

Hoy, fue un día acelerado, llegué a hacer mi examen y chazcote! no pase ni la primer parte, el cotejo de documentación, no tengo la única credencial que te aceptan para identificarte, la credencial para votar, sólo tengo mi licencia de manejo y esa no me la valían, así que patitas pa´cuando te quiero, bye bye! Ya ni quiero pensar en la saladez que traigo en cuanto a eso, intento escribir la tesina que tengo pendiente, pero nada más no puedo, como que traigo un chorro de cosas revueltas dentro de mi, no sé si fue el desmayo, mis desvelos tratando de estudiar para el examen, el reencuentro de cinco minutos con mi padre o el batazo por mi falta de credencial... todo me tiene un poco falta de inspiración politológica, creo que la depre sigue, o qué es????

Ahh, se me olvidaba platicarles que tengo a mi Mr. A en casa, pidió vacaciones para dormir y estar en casa, que rico! me encanta tenerlo aquí, cocina para mi, cada que pasa a mi lado siento como trata de oler mi cabello y me da un pequeño roce con sus manos en mis brazos.... ahhh! lo amo tanto a este señor!.....

ven? creo que sigo con bipolaridad!!! plop y recontra plop!

4 comentarios:

Françoise dijo...

ayyyyy.... yo te dije que no salieras!!!! terrible! que sabado mas dificil!!! yo de ti hubiera estrangulado a alguna de las senoras locas jajaja! Aunque la verdad te veo mas abrazando al arbol freneticamente!!! jajaja me mataste de risa con eso!
Lo del trabajo... chanfle! porque no te bañas con ruda? (diria mi abuela) a ver si te quitas esa sal!!!!, no en serio.... hazte un bañito de algun menjurge... bien te haria!
Lo de tu senor progenitor.... te entiendo muy bien, yo tambien tengo mi historia secreta con la senora que me pario, yo de tener fuerzas las tengo, lo que me da es pereza hablar de ella, peor un dia lo hare, creo que es parte de todo esto que significa ser madre hoy para mi.
Que rico tener a tu Mr A. a tu lado y sobre todo cocinando jajaja, delicioso!!! osea que no se fue de viaje!!!! super!!!! tener a tus dos caballeros en casa! para disfrutarlos!
Besotes Liz!!!!

Liz dijo...

Fijate que mi abue dice lo mismo de la limpia, finalmente no pierdo nada, lo estoy considerando seriamente.
Nuestros padres! todo un caso!

Ahh si está siendo maravilloso, y se me olvido mencionar que le cancelaron el viaje jijiji! huy cuánto lo lamente! Me encanta tener a mis hombres en casa, los adoro!
Saluditos!

SRTA TEMPLARIA dijo...

áNIMO Liz .. hay días que parece que sale de mal en peor.. es como que ya esperas .. que si.. tenía q salir mal...


Extraño la fruta con chile... aqui con Francisco hacemos.. pero no es igual!!!

Te envio super abrazos kilometricos!!!

PAU

Kala dijo...

ay Liz... ya te hiciste un test de embarazo o algo por el estilo? me preocupas mujer!!!
besos, te quiero mucho